Magento Commerce

Ir directamente al contenido principal »

Mi carrito

No tiene artículos en su carrito de compras.

Guía sobre materiales y su cuidado

Categoría
  1. Colecciones (1145)

Guía del Oro


  Lingotes de Oro

El oro es considerado ampliamente como el metal precioso más antiguo. Sus cálidos tonos amarillentos, su elegancia y su lujo, lo hacen el metal precioso más buscado de nuestros días. El hombre ha utilizado el oro para la joyería durante miles de años, principalmente debido a su versatilidad y a su llamativa apariencia. En su estado puro, el oro es más bien blando, por lo que es aleado con plata, cobre o cinc con el fin de incrementar su firmeza y su resistencia. Estas aleaciones pueden adicionalmente realzar el color y el brillo del oro. Las diferentes aleaciones de metales y su mezcla con el oro determinan su pureza, o peso en quilates, y sus diversos tonos que pueden variar desde negro, rosa y púrpura hasta gris, amarillo y blanco.

Quilates de Oro

La pureza del oro es habitualmente expresada en quilates (q o k), los cuales no deben confundirse con los quilates de los diamantes. El oro auténtico varía en pureza desde 8 k hasta 24 k, cuando 24 k es aproximadamente 99% oro puro. La pureza del oro puede también expresarse como "fineza", que mide la pureza del oro en una escala de 1.000 partes. Por ejemplo un grado de fineza de oro de 990 indica un 99% de oro puro.

Color del Oro

Dependiendo de la mezcla realizada en la aleación, el oro puede tomar una variedad de diferentes colores. Los dos colores de oro más populares son el oro amarillo y el oro blanco.

Oro Amarillo

El oro amarillo es el color de oro más común y conocido en el mercado, y está habitualmente aleado con plata o cobre. Menor pureza del oro genera un tinte plateado, mientras que mayor pureza manifiesta un resplandor más amarillento. 18 k (75% oro) , 14 k (58,3% oro) 9 k (37,5% oro) 8 k (33,3% oro) son los grados de pureza más comunes. Mientras que el oro de 18 quilates es considerado más cálido y radiante, el oro de 14 quilates es valorado por su durabilidad y por ser relativamente asequible.

Oro Blanco

El oro blanco es tal vez el color de oro más popular hoy en día. Toma su impecable tono blanco – plateado de la aleación con plata, cinc o paladio. Las joyas de oro blanco son una excelente alternativa a las de plata pura debido a que el oro blanco no se oxida y por lo tanto es resistente a manchas. Casi toda la joyería fina de fabricantes nacionales (España e Italia) en oro blanco es enchapada con rodio, un metal de la familia del paladio,  brillante, de color blanco – plateado. El enchapado en rodio incrementa el brillo y la fortaleza del oro, y protege las superficies de la joya de rasguños, raspaduras y abolladuras. Con el pasar del tiempo, el enchapado en rodio puede desgastarse exponiendo la aleación que se encuentra por debajo. Volver a enchapar una joya de oro blanco con una fina capa de rodio es un procedimiento relativamente sencillo y poco costoso.

En cambio si adquieres una pareja de alianzas fabricada con empresas  Alemanas o Austriacas en 18 k o 14 k te aseguran el color blanco con el paso del tiempo, ya que utilizan en la aleación paladio lo que le da un color muy blanco a la pieza.

Cuidado del Oro

Con el fin de mantener sus joyas de oro como si fuesen nuevas, es importante quitarse las joyas de oro antes de participar en cualquier actividad que pueda rayar, astillar o dañar su joya. Guarde siempre sus joyas de oro en sus envases originales, bolsas suaves y delicadas o cajas de joyas recubiertas de tela. Para limpiar su joya, simplemente remójela en una solución templada de agua con jabón. Si fuera necesario, friegue con un suave cepillo como por ejemplo un cepillo de dientes. Luego seque su joya de oro con un paño seco, suave y limpio. Nunca utilice toallas de papel o trapos viejos ásperos.

 

Guía del Platino


 

Lingotes de platino 

El platino es un metal maleable, denso, brillante, de color blanco - plateado. En los últimos años, se ha convertido en uno de los más populares metales preciosos utilizados en joyería fina.
 

Durabilidad del Platino

La popularidad del platino proviene no sólo de su fascinante belleza, sino también de su practicidad. Además de su hermoso brillo y su elegante apariencia, el platino es también extremadamente resistente. De hecho, es considerablemente más durable que la plata y el oro. Plata y oro son metales relativamente suaves y maleables que pueden ser fácilmente astillados, rayados o desgastados. El platino, sin embargo, puede verse rayado o envejecido, pero el metal nunca se astillará o desgastará. Además, el platino no se deslustra, es uno de los pocos metales preciosos hipoalergénicos en el mercado y puede soportar la exposición a altas temperaturas. Cuando se trata de joyería fina, el platino es una gran opción. Como tal, la joyería de platino es especialmente recomendado para aquellos consumidores que tienen un estilo de vida activo, y buscan joyas que puedan soportar un poco de trato duro.

Color del Platino

El brillo natural de color blanco plateado de este metal precioso lo convierte especialmente en un metal atractivo. A diferencia del oro blanco, el platino es resistente a la corrosión, y ya que el color no desaparece o se desgasta, no tiene que ser chapado con capas adicionales de rodio. El versátil matiz del platino lo convierte cada vez en un metal precioso más popular, utilizado en una variedad de diseños y estilos de joyería.

Valor del Platino

El platino es también un metal raro. Esta rareza aumenta su valor, y lo vuelve más valioso que el oro,  plata y otros materiales. Debido a su densidad, el platino es también significativamente más pesado que el oro o la plata; una característica que agrega valor al metal.

Aleaciones del Platino

Como la mayoría de los otros metales preciosos, el platino puro es aleado cuando se utiliza en joyería fina. Seis ligeramente diferentes metales pertenecen al Grupo de Metales del Platino (GMP): platino, iridio, paladio, rodio, rutenio y osmio. Casi toda fina pieza de joyería de platino se compone de la aleación más pura de platino: 95% de platino puro mezclado con 5% de iridio, paladio o rutenio para fortalecer el metal. Estas piezas deben estar siempre marcadas con "PT600" o "PT950" para indicar su alta calidad.

Cuidado del Platino

Si usted prefiere su joyería de platino se vea tan brillante y nueva como sea posible, asegúrese de que está almacenada en un lugar seguro y es limpiada regularmente. La joyería de platino es conocida por desarrollar una "pátina", un resplandor difuso que puede hacerla lucir como cepillada, y si bien muchas personas disfrutan cuando tiene este aspecto, algunos prefieren un acabado más limpio. Para recuperar el brillo original, sumergir la joya de platino en una solución suave de agua jabonosa tibia. Si es necesario, utilice un cepillo de dientes o un cepillo de cejas, suavemente frote la joyería hasta que el metal esté limpio. De lo contrario, lleve sus joyas a un joyero local para un pulido profesional.

 

Guía del Paladio


  

Lingotes de paladio 

El paladio es un metal puro y precioso. Similar al platino, el paladio es parte de los metales del grupo del platino y comparte características similares a las del platino. Mientras que el paladio puede sonar como un nuevo descubrimiento en joyería, se ha utilizado en la fabricación de joyas finas desde hace más de un siglo. Extraído en sólo unos pocos lugares del mundo, el paladio es relativamente raro y se ha convertido en una alternativa popular a otros metales de aleación.

Pureza del Paladio

El paladio es un metal raro y puro. No es el hombre quien lo fabricó como muchos podrían creer. Similar al platino, el paladio es utilizado como una aleación de 95% o 50% de pureza. Como la plata, el paladio se mezcla a menudo con oro para crear oro blanco. Debido a su alto nivel de pureza, el paladio es hipo- alergénico.

Durabilidad y Versatilidad del Paladio

El paladio es más ligero que el platino, y más duro que el oro y la plata. Debido a esta durabilidad, el paladio es una opción muy popular para los diseñadores de joyas. El metal puede ser moldeado en delicados y elaborados diseños de joyería, permitiendo a los artesanos moldear ornamentar embellecer, detalladas decoraciones y excepcionales bases para diamantes y piedras preciosas.

Color del Paladio

El brillante color plata-blanco del paladio, lo convierte en una atractiva opción para las joyas. Más blanco que el platino, el paladio no necesita ser plateado en rodio u otras aleaciones. El paladio rara vez se opaca, garantizando que las joyas se mantengan luminosas y en buen estado.

Precio del Paladio

El paladio ofrece casi todos los brillantes atributos que el platino pero es más accesible. Debido a este precio razonable, el paladio ha crecido en popularidad y más y más piedras preciosas y diseños pueden encontrarse usando este precioso metal.

Cuidado del Paladio

Para asegurar que el paladio conserve su lustre y brillo, asegúrese de mantenerlo limpio y en un lugar seguro. Para limpiar joyería de paladio, basta con utilizar un producto limpiador de joyas comercial, que es seguro para el paladio, o lavar la pieza en agua jabonosa tibia. Asegúrese de enjuagar todo residuo de jabón y secar completamente antes de usar o almacenar. La joyería de paladio también puede ser llevada a un joyero para pulido y/o limpieza.

Subscribirse
Metodos Pago
Sobre Nosotros

ÁNGEL PRIETO
CIF: 22700157P
Arteagabeitia Kalea 7
48902 - Barakaldo
Bizkaia